Saltar al contenido principal

Ongi etorri.

Por favor, selecciona tu idioma y empieza a navegar.

Lluvias y Mundukide, la combinación contra el hambre en Etiopia

20 julio 2021

Durante las últimas semanas el equipo local de Mundukide, cinco hombres y una mujer han estado visitando junto con el coordinador agrónomo que va a guiarles, los distintos distritos que van a cubrir, presentándose a las autoridades y recibiendo la formación de la que carecían para identificar, seguir y apoyar a los agricultores y agriculturas que ya forman parte de nuestro proyecto.

Las lluvias ya están aquí, empapando toda la tierra roja tan generosa después de tantas y tantas cosechas y que se sigue volviendo verde en cuanto caen las primeras gotas. Con la lluvia llega el trabajo duro pero gratificante de ver los terrenos áridos en verdes campos llenos de trigo, cebada, teff, maíz, alubias… caminos inundados y campos llenos de actividad.

Campesinos se embarran hasta las rodillas ayudando a los bueyes a abrir surcos mientras que campesinas se afanan por ir retirando las piedras y desbrozando de malas hierbas la tierra. Este año han esperado más que otros (¿o no? Cada año parece que se atrasa un poco más la época de lluvias) con un ojo puesto en el cielo y otro en la radio que cuenta que las elecciones han ido bien, que han sido pacíficas y que, las tropas federales se han retirado de las ciudades claves del norte y que el conflicto está casi acabado. Todos confían más en las noticias del agua que trae el cielo que las que difunde la prensa.

Los extensionistas del proyecto de Mundukide en Arsi ya están asentados en sus respectivas aldeas, conociendo a la comunidad, visitando a agricultores-as con los-as líderes de las tribus e intentando alinearse con las líneas de trabajo que desde las oficinas de agricultura procuran poner en marcha. Se trata de 6 jóvenes que desde que habían acabado sus estudios no han encontrado empleo y han seguido trabajando con sus familias en sus tierras. Nuestra oportunidad laboral les va a servir no solo para tener unos ingresos fijos sino para aprender y adquirir una experiencia que les va a facilitar su desarrollo profesional.

Debido a la presencia constante en el terreno de Mundukide, mucha parte del campesinado y de representantes de comunidades ya nos conocen y han solicitado poder ser parte de alguna de las actividades que se han dado a conocer. Con la labranza de cereales ya avanzada, la mayoría ya pensando en aprovechar las lluvias para la plantación de frutales, de huertas familiares y formación en cultivos de vegetales y avicultura, todas ellas enfocadas y dirigidas a mujeres cabeza de familia que quieran aumentar sus rentas a través de la gestión de actividades que complementen su trabajo. Estas mujeres ya tienen una carga de trabajo extraordinario ocupadas del cuidado de hogar y niños, manteniendo la economía doméstica a través de pequeñas ventas en mercados y siendo una parte fundamental de las labores de cultivos y de cuidado de ganado. Aun si, ante la propuesta de tener unos ingresos extras con las actividades presentadas, la acogida y el interés mostrado ha sido extraordinario. Eso sí, han solicitado que no solo sean equipadas, sino que también tengan la oportunidad de una formación que les permita cuidar de huertos y gallineros, que tengan acceso a nuestro equipo de extensionistas si necesitan de su ayuda y que, si a ellas les va bien, se vuelva a duplicar la experiencia con aquellas que este primer año no han podido acceder.

Por nuestra parte, las visitas y conocimiento de las cooperativas de productores-as que trabajan en la zona nos ha servido para aprender cómo funcionan, que retos y dificultades afrontan pero también su potencial y sus metas. Pero sobre todo, apoyarnos en ese conocimiento para las futuras actividades del proyecto donde esas cooperativas son un factor primordial: acceso a créditos agrícolas y fondos rotatorios que les permitan tener un capital para la compra de insumos y mejora de productividad así como también apoyarles en la producción de semillas para la distribución a agricultores-as de la zona. Estas actividades y el estudio de las cooperativas nos deben impulsar a enfocar nuevas ideas para el desarrollo cooperativista de Arsi.

Con la ambición del nuevo equipo que ya trabaja en nuestro proyecto: un total de 11 profesionales locales (6 extensionistas mencionados, 1 coordinador agrícola, 2 administrativos y 2 asistentes – 8 hombres y 3 mujeres), el soporte del socio local y de las autoridades que en todo momento participan en el impulso del proyecto y, con la experiencia y las ganas de seguir aprendiendo y apoyando a las comunidades rurales de Mundukide, los próximos meses se presentan llenos de trabajo, aprendizaje y de esperanzas por poder ser parte de la comunidad etíope en esta provincia.

Jorge L. G.

Cooperante de Mundukide

¿Quieres sumarte al cambio?

Con tu aportación, el mundo cambia. A mejor, y de manera notable. Colaboras con personas con un gran potencial, pero que necesitan un empujón para tener un presente y futuro más prometedor.

10 € 20 € 30 € 50 € Otra

Suscríbete a nuestra newsletter

Si quieres ser el primero en conocer todas las novedades de nuestros proyectos, suscríbete y recibe en tu email las últimas noticias de Mundukide.