Saltar al contenido principal

Ongi etorri.

Por favor, selecciona tu idioma y empieza a navegar.

6.Igualdad de genero

La misión de Mundukide busca la transformación hacía personas y sociedades más justas y más autogestionadas en todos los ámbitos, incluido el de las relaciones de género, debe tener especialmente presente este último ámbito en el desarrollo de las personas que configuran este proyecto.

Somos conscientes de que partimos de unas estructuras generadoras y perpetuadora de desigualdad entre hombres y mujeres y no conformes con esto, creemos que hay que transformar estas estructuras que generan y perpetúan desigualdades. Es por ello, que la transversalización del enfoque de género debe estar presente en nuestras acciones al interior y al exterior, poniendo especial énfasis en visibilizar estas desigualdades y poner medios para revertirlas.

La política de género de Mundukide estará marcada por la facilitación y promoción de la equidad entre hombres y mujeres ofreciendo para ello las oportunidades y facilidades necesarias.

La política de género de Mundukide se define bajo estos criterios:

Equidad: tanto en la presencia de hombres y mujeres como en los diferentes niveles de responsabilidad. Se buscará una participación en igualdad de hombres y mujeres tanto en la fundación, como en los productos o acciones que está haga. Esta participación en equidad se buscará tanto en número como en representación de la realidad, promoviendo que en los espacios de toma de decisiones la composición de los órganos sea en consonancia con la realidad que pretenden representar.
No discriminación: por razón de sexo en la contratación, promoción, distribución de tareas, retribución ni en ningún otro aspecto. Los mecanismos previstos para ello son la de definición de puestos y adecuación del perfil sin distinción por razón de sexo. Así mismo, se buscarán medidas para ir eliminando discriminaciones indirectas que puedan surgir en la participación en igualdad por motivos de conciliación horaria u otros aspectos.
Acciones positivas puntuales: Excepcionalmente y en casos en los que haya desigualdades explícitas en torno a la participación o presencia de alguno de los sexos en espacios de la fundación, o a requerimientos contextuales de parecida índole, se pondrán en marcha acciones positivas que garanticen o ayuden a conseguir mayor equidad.
Incorporación transversal del enfoque de género: en todas las áreas de trabajo, tanto a nivel institucional y ejecutivo, como en el desarrollo de proyectos de intercooperación.
Facilitación de espacios y procesos de reflexión y formación: introduciendo una cultura de mejora continua en pro de la equidad de género.

 

POSICIONAMIENTO

Partiendo de las premisas que se detallan a continuación creemos que el proceso de cambio organizacional que se pretenden impulsar a través de esta Política Institucional es de suma importancia para el presente y futuro de Mundukide.

El análisis de los planteamientos y el marco conceptual desde donde se acerca la organización y cada uno de sus miembros al desarrollo, a las relaciones de género y a las relaciones entre estos dos aspectos nos ofrecen las claves para comprender el alcance de la necesidad de implementar procesos de cambio en la organización.

Desarrollo

En Mundukide la cooperación es sinónimo de intercambio. Esto se concreta en el sistema de intercooperación que se puso en marcha en el 2001 junto a otros agentes del ámbito de Mondragon (universidad y cooperativas) y del Sur, y que tiene por objeto establecer un flujo bidireccional de experiencias, aprendizajes y herramientas.

Partiendo de esta lógica, y para ser coherentes con este sistema de intercooperación y el trabajo realizado en terreno, entendemos conveniente consolidar el proceso pro-equidad de género en el norte. Esto posibilitará abrir espacios de transformación en el sur y en el norte de forma simultánea.

Relaciones de género

El enfoque de género es perfectamente coherente con los valores que sustentan y promueve la Fundación: la solidaridad, el trabajo y la transformación social. Este último se define de la siguiente manera: “Desde Mundukide buscamos la transformación hacia personas y sociedades más justas y más autogestionadas en todos los ámbitos, incluido el de las relaciones de género. Desde esta perspectiva la autonomía es esencial para que cada persona, colectivo y pueblo decida el modelo de sociedad que quiere alcanzar”. La incorporación de esta perspectiva va a condicionar la posibilidad de que estos valores alcancen su pleno desarrollo.

Además de la pertinencia, hacemos hincapié en la oportunidad de incorporar la Política de Género y la Estrategia de Género en el Plan Estratégico. Como se ha mencionado anteriormente en Mundukide y su entorno más cercano (los demás agentes del sistema de Intercooperación) existe una clara conciencia sobre la necesidad de incorporar esta perspectiva. A esto hay que añadir que el proceso de reflexión estratégica ha permitido aflorar la necesidad de revisar las formas de hacer y comportarse, así como de poner las bases para integrar de forma sistemática e integral esta perspectiva.

Brasil, Mundukide

Género y desarrollo

El género y el desarrollo son dos conceptos íntimamente relacionados e interdependientes. Las relaciones de género influyen en los procesos de desarrollo y viceversa, de tal forma que se asume que no hay acciones neutras en cuanto a género se refiere. Por ello es importante trabajar de forma consciente con esta perspectiva.

Más específicamente, el ámbito de actuación de Mundukide, la promoción de iniciativas socioeconómicas en clave autogestionaria, es un espacio privilegiado para el fomento de relaciones de género equitativas. En este sentido el impacto en términos de empoderamiento real de las mujeres puede alcanzar cotas importantes en la medida en que estas iniciativas permitan la participación, el acceso y control de los recursos así como el desarrollo de competencias técnicas y sociales a las mujeres. No obstante, somos conscientes de la dificultad y del reto de trabajar con el enfoque de género en el ámbito empresarial tradicionalmente dominado por los hombres.

La fórmula de empresa cooperativa (basada en su vertiente interna en la democracia y participación y en el compromiso social en su dimensión externa), posibilita la autonomía económica de las mujeres y sus capacidades de participación y liderazgo.

En lo que a la dimensión externa se refiere, la participación y liderazgo de las mujeres en la empresa cooperativa, como agente clave del desarrollo local e insertado en un territorio o comunidad, tiene gran potencial de impacto social.

Sólo desde la apuesta por unas relaciones de género iguales podrán las organizaciones socio -empresariales y las comunidades en las que se insertan alcanzar cuotas crecientes de autogestión y convertirse en verdaderos protagonistas de su propio desarrollo.

 

Si necesitas más información, puedes acceder a informes y publicaciones

Descubre que más estamos haciendo.

Más información

Ayúdanos a seguir ayudando.

Donar ahora

¿Quieres sumarte al cambio?

Con tu aportación, el mundo cambia. A mejor, y de manera notable. Colaboras con personas con un gran potencial, pero que necesitan un empujón para tener un presente y futuro más prometedor.

10 € 20 € 30 € 50 € Otra

Suscríbete a nuestra newsletter

Si quieres ser el primero en conocer todas las novedades de nuestros proyectos, suscríbete y recibe en tu email las últimas noticias de Mundukide.